jueves, 16 de junio de 2011

Carta de Presentación (1era parte)

El 95% de los últimos veinte mails que he escrito últimamente son a editoriales y tienen este título: “Carta de Presentación y Propuesta Editorial”. Hace par de días fui a escribirle a un mail de feliz cumpleaños a una buena amiga y el titulo del mail fue: “Carta de Presentación y Propuesta Editorial” afortunadamente me di cuenta y cambie el nombre por el que debía ser “Te estás poniendo vieja”
En el mundo editorial, cuando un escritor, especialmente novel quiere que editoriales y/o agentes y/o editores conozcan su trabajo, estas dos amiguitas son indispensables, y lean bien INDISPENSABLES.  En un mundo en el que  todos escriben, ya sean buenos manuscritos o malos, ya sea ficción o biografías y todos quieren ser publicados, las editoriales, agentes y editores están abarrotados de trabajo.
En algún sitio leí que en un pasado no muy lejano estas entidades aceptaban los manuscritos, lo revisaban y luego de un análisis completo, le enviaban una carta muy formal al autor explicándoles porque su trabajo no era aceptado. Hoy en día si envías tu manuscrito puedes estar seguro que todo el trabajo de impresión y toda la tinta y papel que invertiste, serán literalmente (es gracioso y un poco paradójico porque es literatura) tirados a la basura. Cuando hace unos años las editoriales recibían 700 manuscritos ahora reciben más de 5000. Así que no importa que tan bueno sea tu trabajo, irá directamente a la basura si no tienes a las que van a ser tus nuevas mejores amigas: La Carta de Presentación y Propuesta Editorial.
Ahora solo voy a explicar la Carta de presentación, en entregas siguientes escribiré de su hermana la Propuesta editorial.
En cualquier pagina o blog o libro donde quieras que busques como elaborarla, el común denominador va a ser que esta carta es un resumen muy conciso  de tu novela, tu trabajo, lo que has hecho en la vida, tus hobbies y el nombre de tu perro en caso de tenerlo pero con un pequeño detalle… ¡QUE LA CARTA NO PASE DE 250 PALABRAS! Entonces tú te dices en un tono muy decente: ¿Cómo demonios voy a resumir mi novela de 330 páginas en 250 palabras? ¡Ah! ¡Incluyendo mi vida!
Pues déjame decirte querido amigo/a que lo tienes que hacer pero hay algo mejor, lo puedes hacer. En un sitio leí también que si no puedes hacer un corto resumen de tu trabajo ¿quién lo va a hacer? y tienen razón. No solo debes ser capaz de hacer este resumen si no que es una práctica excelente cuando te toque hablar de tu trabajo y de todo lo que has hecho para llegar hasta ahí. ¿No te parece genial que ya tengas práctica para cuando te pregunten de tu novela? A mí me parece genial y es lo que me impulso a escribirla, re escribirla y re re re escribirla hasta que logré mis tan preciadas 250 palabras.
En la próxima entrada les doy una guía de lo que yo hice y de lo que se puede hacer para escribir la carta, es una especie de guía que les ofrezco con humildad y con las mejores granas de ayudarlos, porque al igual que cualquier escritor novel, no tenía la menor idea de cómo empezarla o terminarla. También les coloco unos links para que vean ejemplos. Porque no hay nada mejor que los ejemplos gráficos para hacerle entender a unos pobres noveles y desubicados escritores que lo único que desean es publicar su novela.
Un abrazo
Nos estamos leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario