lunes, 6 de octubre de 2014

El qué dirán

Hace par de días una lectora (que se ha convertido en una apreciada amiga), y que también se está adentrando al maravilloso mundo de las letras, me escribió para hacerme una pregunta. Su pregunta fue algo así como que si en algún momento he tenido vergüenza de mostrar lo que escribo, o si de repente estoy escribiendo y me detengo a preguntar ¿Quién va a leer esto? Quizá se lo puedo mostrar a pocas personas pero ¿Y si no les gusta?
Son preguntas interesantes que se hacen muchas escritoras.
Yo le contesté que nunca me detuve a pensar eso cuando empecé a escribir. Para mí escribir es como una catarsis, una manera de expresar muchas emociones internas.
Estoy fielmente convencida que lo que se escribe con amor es captado por la gente que lee y mas si la gente ama leer.
Es como el que pinta o baila. El pintor no pinta esperando que le digan que está lindo o feo, el pintor lo hace para expresarse para sacar sentimientos internos.
Igual el bailarín, cuando un bailarín está sobre un escenario (o en la calle), baila sin importar el mundo externo, sin importarle si el mundo a su alrededor lo esta criticando porque baila mal o porque el estilo de música no es el que le gusta a un grupo de personas, simplemente baila y se siente feliz por hacerlo.
Yo he pasado por esas dos fases también de adolescente bailé por 10 años y era feliz haciéndolo, y por mis estudios tenía que pintar y aunque sabía que mi trabajo iba a ser evaluado por un profesor, igual me hacía feliz hacerlo.
Escribir es un arte y los escritores son artistas. No hace falta que a todo el mundo le agrade tu manera de escribir. Solo necesitas que a ti te guste y ten por seguro que la gente lo sabrá y te apoyará.
Y no tiene que agradarle tu estilo. Te apoyará porque sentirán tu pasión y tus ganas de escribir.
Eso es en lo único que te tienes que detener a pensar.
¿Me gusta lo que escribo? ¿Me siento satisfecha? Y en tal caso ¿Si yo fuera otra persona leería esto?
A la mayoría de los escritores no le satisface un 100% lo que escribe, pero debo asegurarles que lo hacen con pasión y con las mayores fuerzas para hacerlo lo mejor posible.
Cuando me preguntó si no me daba pena mostrar mi trabajo, le comenté que a mí me hace tan orgullosa lo que escribo que es similar a cuando se tiene una casa nueva, o un auto. ¡Lo quieres mostrar a todo el mundo!
Y confieso que al principio me daba algo de vergüenza decir que escribía romántica (eso es tema para otra semana) pero pensé: “¡Qué diablos! En esto es lo que soy buena, esto es lo que me hace feliz y me levanta el ánimo ¿Por qué no he de mostrarlo y estar orgullosa de ello?
Para mi sorpresa y mayor alegría he sido recibida por un grupo más grande de lo que pensé. Un grupo de lectoras que me envían mails para decirme que lloraron de alegría o que rieron con una escena o la otra.
¿Cómo no voy a estar orgullosa de escribir romántica?
Un abrazo y nos leemos pronto
@HMoranHayes
www.helenamoranhayes.com
letrasmusicayamor.blogspot.com

www.facebook/HelenaMoranHayes



Que no te de pena lo que escribes, siéntete orgullosa de ello.