lunes, 5 de marzo de 2012

Mi Sam´s Town, mi sitio feliz


Hay sitios que me traen recuerdos. Hay sitios que quisiera que me trajeran recuerdos. Y hay recuerdos a los que les invento el sitios… Ok, ok está bien, esos no son recuerdos, son cosas de mi imaginación.
Cuando escribo pienso en lugares que me hacen feliz, por eso la mayoría de mis escritos están ubicados en Londres. Es la ciudad que cuando viene a mi mente, me saca una sonrisa.
Hay una canción de una de mis bandas favoritas, The Killers, llamada Sam´s Town. Ellos explican que Sam´s Town es el sitio donde cada uno de nosotros va cuando queremos escapar de nuestra realidad.
Todas tenemos o deberíamos tener un Sam´s Town, un sitio feliz.
A veces ese Sam´s Town es nuestro hogar, a veces es una ciudad en especial –como Londres con su cielo nublado y sus calles oscuras, para mí-, o a veces es un lugar inventado, con una playa cristalina y la brisa meciendo suavemente las palmeras bajo un sol radiante, o también puede ser un sitio con una cascada y una arcoíris y unicornios y Pegasos a nuestro alrededor.
Como escritora mi Sam´s Town es mi sitio sagrado, es a donde voy cuando necesito inspiración, necesito relajarme o simplemente evadir.
A mí, cerrar los ojos y caminar por el puente de Westminister o salir de la estación de Waterloo y caminar por el boulevard hasta el London Eye, me hace feliz.
Este sitio feliz, como dije antes, no tiene que ser un sitio real. Puede ser el sitio que tu inventaste para ti. Tu refugio.
La mayoría de las veces cuando voy a mi Sam´s Town, me invento historias. Estas historias en su mayoría no son protagonizadas por mí. No. Lo maravilloso de estos sitios es que tú tienes el poder de permitirle la entrada a quien tú desees. Tu actor o actriz favorita, una persona especial o simplemente alguien creado por ti.
Tú inventas el sitio, la persona y por supuesto la situación, supongo que todo forma parte de la inspiración y la imaginería.
Personalmente creo que todo el mundo necesita un sitio en su cabeza para aislarse, un sitio para ser feliz. Todos los días estamos agobiadas con problemas, trabajo, familia, tráfico, hormonas… todas necesitamos nuestro Sam´s Town.
El sitio donde podemos aspirar y espirar en paz, el sitio donde podemos ser lo que queremos ser o donde le damos el poder a nuestros personajes que sean lo que ellos quieran.
Usualmente cuando voy a empezar una historia me voy a mi Sam´s Town o también cuando se me complica la trama y no puedo salir cierro los ojos, me veo en lo alto del London Eye viendo toda Londres, y empiezo a hacerme preguntas que no me hago conscientemente. Puede que sea un método de evasión pero siempre resuelvo mis problemas creativos.
No te limites a tener un solo sitio feliz, puedes tener los que quieras pero yo recomiendo tener un Sam´s Town fijo –Ustedes dirán: Ya Helena se volvió loca-, bueno sí, pero ese no es el punto. El punto es que todos necesitamos un sitio seguro a donde volver cuando estamos perdidos.
Muchas acuden a sus madres, otras a sus mejores amigas, otras a sus esposos o parejas. Pero hay momentos en que la respuesta no viene de afuera. Y aquí viene la lección de vida del día de hoy: el 99.9% de los problemas vienen de adentro y usualmente las soluciones están en el mismo sitio.
Pero a veces estamos tan dispersas o distraídas que no nos damos cuenta.
Yo les aconsejo –y cabe acotar que no doy muchos consejos- que encuentren sus Sam´s Town. Encuentren ese sitio feliz donde pueden encontrar paz e inspiración. Donde pueden regresar cuando estén perdidas. Donde no hay lágrimas, solo sonrisas. ¡Que diablos! Si quieren que haya lágrimas pues que haya también lágrimas. Encuentrenlo.
Quien sabe y quizá coincidimos. A mí, me buscan en Londres.
Un abrazo y nos leemos la próxima semana


The Killers no pudo expresar mejor "ese sitio"


Twitter: @HMoranHayes
www.helenamoranhayes.com
www.facebook.com/HelenaMoranHayes

No hay comentarios:

Publicar un comentario